(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Biodiversity Heritage Library | Children's Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

Balaam v ^1 ¿sna que hablaba 

Números 22-24; Patriarcas y profetas, págs. 467-4?2. 



as visto alguna vez a un perro que haga 
ifjj "trucos"? Algunos perros pueden darse la vuel- 
ta acostados y también sentarse. En nuestra historia 
de hoy, un hombre escuchó hablar a un animal 
Habló de verdad. Vamos a ver lo que dijo. 

os israelitas se estaban acercando a la 
I tierra prometida, pero los pueblos con 
quienes se encontraban no eran amigables. Las 
naciones que los rodeaban habían tratado de 
ponerles obstáculos, forzando a los israelitas a 
entrar en guerra con ellas. Pero Dios estaba de 
su parte y cada victoria confirmaba a estas 
naciones que Dios estaba con el pueblo de 
Israel. 

Balac, el rey de Moab, sabía que no tenía 
esperanzas de vencer a Israel aun con toda la 
fuerza que tenía. La única oportunidad que 
tenía su ejército era a través de una fuerza 
sobrenatural. Aunque Balaam vivía a varios 
centenares de kilómetros de allí, 
la fama de sus grandes poderes 
se había extendido por todas 
partes. Algunos decían que 
cualquier cosa que Balaam 
bendijera, quedaba realmente 
bendita y que cualquier cosa 
que maldijera, quedaba maldita. 

Balac pensó en Balaam. Si 
podía hacer que Balaam viniera 
y maldijera a los israelitas, su 
ejército tal vez tendría la oportunidad 
de ganarles. Así que Balac envió a un grupo de 
mensajeros para que trajeran a Balaam. 
Llevaron consigo mucho oro y monedas de 
aquel tiempo. 



Aunque no era un israelita, Balaam creía en 
Dios. Antes había sido un profeta, pero se había 
vuelto egoísta y amaba más las cosas materiales 
que a Dios. Ya no servía a Dios. Sin embargo, 
cuando llegaron los mensajeros, Balaam le pidió 
instrucciones a Dios. Y Dios le contestó: -No 
vayas con ellos. No debes maldecir a ese pueblo, 
porque ha sido bendecido. 

Entonces Balaam envió a los mensajeros de 
regreso a su tierra. Pero Balac le envió más men- 
sajeros con mucho más oro que la primera vez. 
Balaam sabía que Dios no quería que fuera. 
Ya había preguntado una vez y le había dicho 
que no. Así que dijo: -El rey Balac puede darme 
su palacio lleno de oro y plata, pero no puedo 
desobedecer a Dios. Entonces invitó a los mensa- 
jeros a pasar la noche en su casa. Pensó que tal 
vez podía hacer que Dios cambiara de opinión. 
Esa noche Dios le dijo a Balaam: -Estos hom- 
bres quieren que vayas con ellos. 
Ve, pero solo dirás lo que yo te 
diga. Balaam realmente quería la 
recompensa que Balac le 
había prometido. Así que 
preparó su asna y se fue 
junto con los mensajeros. 

Balaam no vio al ángel 
al lado del camino que le 
bloqueaba el paso. Pero 
su asna lo vio y se apartó a 
un lado, hacia un campo. 
Balaam golpeó al asna 
para hacerla regresar al 
camino. El ángel se le apareció una vez más y el 
asna se movió hacia la pared, apretando contra 
ella el pie de Balaam. Balaam la golpeó por 
segunda vez. La tercera vez que apareció el 




Mensaje 

Adoramos a Dios cuaMo 
segumos sus instrucciones. 

4É^ ^Él» 4ÍI» ^ih^ 4ÍI» 



ángel, no había lugar hacia donde el asna se 
apartara, así que se echó en el camino. 

Después que Balaam golpeó al asna por ter- 
cera vez, Dios hizo que hablara. -¿Qué te he 
hecho? Con esta, van tres veces que me pegas 
-le dijo el asna a Balaam. (Vea Números 
22:28-30). 

Balaam estaba tan enojado, que le contestó 
sin pensarlo: -Te has estado burlando de mí. Ni 
siquiera se dio cuenta de que le estaba hablando 
a un animal. 

-Yo soy el asna que tu has montado toda tu 
vida -le respondió el asna-. Bien sabes que 
nunca me he portado así contigo. 

Fue entonces cuando Balaam vio al ángel. 
-Si tu asna no me hubiera esquivado, ya te 
hubiera matado -le dijo el ángel. ISu asna le 
había salvado la vida! 

-He pecado -respondió Balaam al ángel-. Si 
estoy haciendo mal, entonces me regresaré. 

-No -replicó el ángel-. Puedes ir, pero 
solamente podrás decir lo que el Señor 
quiere que digas. 

Balaam y Balac pronto iban a recibir 
una lección en cuanto a seguir las ins- 
trucciones de Dios. 

Cuando finalmente Balaam se 
encontró con Balac, le dijo lo que 
había pasado. -Solamente puedo decir 
lo que Dios quiere que diga -le advirtió 
Balaam. 

En tres diferentes lugares, ese mismo 
día, Balac le pidió a Balaam que maldi- 
jera a los israelitas. Pero cada vez que 
Balaam abría la boca, salían bendiciones en 
favor de los israelitas. 



Versículo para 
memoriiar 

''El que me ama, 

hace caso de mí 

Palabra" (JuaMi4:23). 



Después de la tercera vez, Balac se enojó 
mucho. -IVete a tu casa! -le ordenó-. Te llamé 
para que maldijeras mis enemigos y resulta que 
van tres veces que los bendices. 

-¿No te dije que no podía hacer nada contra 
la orden del Señor? -le contestó Balaam-. Antes 
de que me vaya -añadió-, voy a decirte lo que 
este pueblo le hará a tu gente. Entonces Balaam 
profetizó diciendo: -Un rey surgirá de Israel. 
Aplastará la cabeza de Moab... Los israelitas des- 
truirán los sobrevivientes que queden en las ciu- 
dades. 

Dios le enseñó a Balaam 
que la adoración tiene que 
ver con todo lo que hace- 
mos. Es vivir una vida que 
agrada a Dios. Adorar 
es escuchar la voz 
de Dios y seguir sus 
mandatos. Es 
usar nuestra voz, 
nuestras pala- 
bras y nuestras 
acciones para 
honrar a Dios. 




^ -^ ^ ^ Busca coY\ tu fawílía un lugar tranquilo 
y lean juntos la historia de la lección. ¿Por qué que- 
ría ir Balaaw coy\ los mensajeros? ¿Piensas real- 
mente que el asm hablo? ¿íorno lo sabesP 

lb(vk/£y'v Ensénale a los Miembros de tu 
familia el versículo para memorizar. Pregúntales 
qué significa para ellos. 



Canten algunos cantos de ala- 
banza antes de la oración. 



©t)f)s) 



Lean y oomey\Uy\ juntos Números 22:1 al 
20 durante el culto familiar. Presta atención al versícu- 
lo I?. Q\ Balaam dijo eso, ¿por qué fue erítOYíces ooy\ Ios^ 
mensajeros del rey Balaca 

" OyWW iw Traza el coY\iorY\o de tus pies y maY\os 
en UY\ pliego de papel. Dibuja a su alrededor formas 
como puedes decirle a tus padres que los amas. Dáselo 
a tus padres coy\ uy\ gran abrazo. 

Obedece rápida y alegremente cuaMo tus padres te 
pidan que hagas algo esta semana. 

W L^TkJ U íy Entonen cantos favoritos que hablen 
acerca de obedecer a Jesús. Si realmente quieres 
obedecerlo, anota tu nombre aquí: . 






\a prep 
^uir las instrucciones. Deja que 

_ e la familia le añada algo que pien 

\ debe ir en la masa. Hornea el pastel y luego 
ébalo. ¿Qué diferencia sigmficó y\o seguir íy\s- 
^cioms? ¿En dónde podemos encontrar las íy\í 
xioms de Dios para Y\osoiros? Pide a tu famii 
te hable de algún accidente automovilístico eii 
hayan estado involucrados (o del que hayan I 
echado hablar). ¿Que sucedió.^ ¿Ocurrió porqd 
ien m respetó las reglas de tránsito.^ 



c>£flp] 



f Entona uy\ canto que hable de la 

libro de iY\siruccioY\es de Dios. Dale luego 

cías por ello. , 



mXrtTT 



%^§uh}^M^^ Durante el culto familiar, lee 
Números 23. Habla acerca de los dos mensajes registrados 
en este capítulo. ¿Por qué piensas que Balaam le ofreció 
sacrificios a Dios? {Ver Patriarcas y profetas, pág. 474). 

w lyW U lU Si tienes una mascota en casa, dedícale uy\ 
tiempo especial hoy. O dibuja a uy\ animalito que te gustaría 
tener. Piensa en la forma como Balaam trató a su asna. 
¿Cómo tratas tú a los animales.^ 

^^^^ Ora para que Dios te ayude a saber siempre 
como cuidar de los animales de su creación. 



fjtel^ Lee Números 22:21 al 4-4- durante el culto 
familiar. ¿Por qué se le apareció el ángel al asna.^ ¿Y a 
Balaam.^ ¿Quien salvó la vida de Balaam.^ Piensa en la sor- 
presa más grande que hayas tenido en tu vida. ¿Cómo 
piensas que se sintió Balaam cuaY\do escuchó que su asm 
le estaba hablando.^ ¿Por qué le contestó a su asm? 

Investiga más acerca de asnas. Puedes 
J consultar una enciclopedia u otros libros. Dibc^ja uy\ asm. 

1 wBrVm v^ffV9 E„to„3 ^y^ ^^^t^ go^^e animales y dale 
gracias a Dios por los animales que soy\ tus amigos. 



^ -^^"^ ^ Lee y comenta coy\ tu familia 
Números 24 durante el culto familiar de hoy. 
Estudia la tercera bendición de Balaam. (Vers. 
3 al ^). ¿Por qué enojaron tanto al rey Balac 
estas bendiciones.^ ¿Qué le dijo a Balaam que 
hiciera? Mira ahora la primera parte del men- 
saje final enviado por Dios a Balaam (vers. 10 
al 14). ¿Qué dice acerca de Israel.^ Lee nue- 
vamente el versículo 17. ¿Quién es la estrella 
que se levantaría de Israel.^ 



4É0 4ÉÍ^ MÍ0 ^éÉí 



^ám ^éM ^éM 4íít 4k 



ESJxOjI 



Solo dos anímales habla- 
ron en la Biblia: el asna y la ser- 
píente en (kíwt^x^, 3. 



K i^p yj 

li ^ áj 



W h^ bJ K) Durante el culto familiar, dra- 
matiza la historia bíblica junto coy\ tu familia. 
JQue personajes necesitasP JQuién va a hacer 
el papel del asnaP JDel ángelP ¿¡>e la voz de 
DiosP Pide a cada persona que diga lo que 
aprendió de esta historia. ¿Piensas que es 

mejor dar bendiciones o maldicionesP ¿Por 

qué? 

u) qJ" tJ ^ Entonen algunos cantos 
acerca de la Biblia. Ora eYíiomes para que 
Dios te use para bendecir a otros. Dile a 
Jesús las razones por las que estás agra- 
decido esta semana. 



.*»*** 

<:>"* 


•6EIITIJ0 




Instrucciones: En esta lección, el ángel estaba escondido de 
Bclaam. Troto de encontrar los siguientes polo- 
bros escondidos en el ocertijo: 

BALAAliii, AAIAC, tAOA^, A^NA, AEV 


1 M 


O 


A 


B 


C 


O 1 


1 ^ 


X 


J 


K 


B 


R 1 


1 ^ 


H 


R 


G 


A 


E 1 


1 ^ 


U 


Z 


S 


L 


Y 1 


1 L 


W 


Y 


V 


A 


H 1 


1 ^ 


s 


N 


A 


A 


O 1 


1 ^ 


H 


C 


Ñ 


M 


P J